¿Qué se entiende por una traducción urgente?

¿Qué se entiende por una traducción urgente?

En el mundo de las empresas de traducción cada minuto cuenta.

Hay ocasiones en las que se necesitan las traducciones de manera urgente.

Frases como “lo necesito para ayer” o «por favor, envíamelo cuanto antes» se escuchan muy a menudo cuando se trata de encargar traducciones urgentes de documentos oficiales (sobre todo traducciones juradas), páginas web, posts para blogs o e-mails.

Somos conscientes de que el mundo empresarial trabaja contra reloj, sin descanso. En muchas ocasiones, necesitará traducciones con la mayor brevedad posible, pues de ellas dependen la expansión y el buen funcionamiento de su empresa.

Por ello, en MC TRADUCCIONES ofrecemos traducciones urgentes las 24 horas del día, 365 días. 

¿Cómo solicitar una traducción oficial?

¿Cómo solicitar una traducción oficial?

Una traducción oficial es una traducción que se entrega en papel, con la firma, sello y certificación de un traductor oficial habilitado para realizar este tipo de traducciones.

En España, los únicos profesionales con capacidad para hacer este tipo de traducciones son los Traductores Jurados, habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, para traducir al español y viceversa documentos de carácter oficial.

Las traducciones oficiales o juradas otorgan un status jurídico similar a la de un acta notarial, ya que dan fe pública de su fidelidad y veracidad. Así pues, si su documentación precisa de  un carácter oficial y tiene que presentarla en  una administración pública, un órgano judicial o una institución académica, será necesario realizar una Traducción Jurada, en la que aparezca la firma y sello del Traductor Jurado.

No obstante, se puede solicitar una traducción jurada simplemente para avalar la información traducida, puesto que el Traductor Oficial da fe de la veracidad de la traducción con su firma y su sello reconocidos.

Algunos de los documentos más frecuentes que precisan una Traducción Jurada son los siguientes: certificados de matrimonio, certificados de nacimiento, certificados de defunción, certificados de antecedentes penales, certificados de notas, títulos, expedientes académicos, DNI, pasaportes, visados, trámites de adopción, sentencias, resoluciones judiciales, estatutos de empresa, poderes notariales, escrituras de constitución de una empresa, contratos, patentes, etc.

Errores al hacer una traducción

Errores al hacer una traducción

La traducción consiste en reproducir, en el idioma de destino, el equivalente más cercano al mensaje en el idioma de origen.

Para ello se deben tener en cuenta, tanto el aspecto semántico, como el aspecto estilístico.

El traductor tiene un papel importante como transmisor bilingüe o multilingüe de la cultura y la realidad al tratar de interpretar conceptos y discursos en una variedad de textos con tanta fidelidad y precisión como sea posible. Un buen traductor debe reunir un grupo de características entre las que se encuentran: buena comprensión lectora, conocimiento del tema, sensibilidad para el lenguaje (la lengua materna y la extranjera) y competencia para escribir en la lengua de destino con destreza, recursos, economía y claridad.

Vamos a analizar en este artículo las consecuencias que pueden tener los errores en traducciones de textos. Cuando la traducción se deja en manos inexpertas, muchas veces obtenemos efectos indeseados. Por pequeño que parezca, un error puede dar lugar a situaciones comprometidas.

Inconvenientes de usar un traductor automático

Inconvenientes de usar un traductor automático

Nadie pone en duda en estos momentos que la tecnología y las herramientas informáticas desempeñan un papel esencial en el trabajo del traductor en términos de calidad y productividad. Sin embargo, la traducción automática sigue suscitando al mismo tiempo muchos recelos por parte de traductores profesionales, entre los que podemos encontrar todo tipo de opiniones a favor y en contra.

La traducción automática está mejorando; en los últimos años ha habido muchos avances y no dudamos que estos sistemas de traducción ayudan de una manera muy importante a mucha gente, permitiéndole el acceso a una gran cantidad de información que no aparece en su lengua.

Hay un gran número de programas de traducción en línea que se pueden consultar de manera gratuita. Todo dependerá del propósito de la traducción, de las necesidades del usuario y del tipo de texto que se vaya a traducir.

A día de hoy, cualquier persona tiene la posibilidad de acceder a Internet y hacer uso de los traductores automáticos disponibles. Estos sistemas traducen una frase o palabra de un idioma a otro con tan solo copiar y pegar el contenido. Es una opción que puede servir para entender muy por encima el significado del texto. Sin embargo, no es la alternativa más aconsejable para traducir textos complejos, contratos,  documentos jurídicos o financieros, textos médicos, literarios, etc.. Las empresas que hacen uso de los traductores automáticos, en lugar de acudir a un equipo de traductores profesionales  pueden cometer graves errores en sus traducciones.

¿Qué tipo de documentos necesitan una traducción jurada?

Normalmente se realiza una traducción jurada de documentos requeridos en procesos administrativos y judiciales en los que hay que aportar documentación extranjera o prestar una declaración ante la Administración Pública. Suelen ser organismos oficiales, administraciones públicas, órganos o instituciones académicas.

Estos le solicitarán entregar una traducción jurada de los documentos requeridos a la lengua oficial.

También puede solicitar independientemente una traducción jurada simplemente para avalar la información traducida, como trabajos académicos, tesis universitarias, contratos laborales, informes médicos, etc.

Mitos sobre traducciones juradas

Mitos sobre traducciones juradas

A veces algunos clientes y compañeros tienen ideas incorrectas sobre la profesión del traductor jurado. Vamos a analizar algunos de los mitos y estereotipos más comunes con los que nos encontramos en la TRADUCCIÓN JURADA.

– El traductor jurado debe estar en la misma ciudad en la que resido.

Hay traductores jurados en todas las provincias españolas e incluso algunos que residen en el extranjero. Los traductores jurados no están sujetos a ejercer la profesión en un área geográfica determinada y pueden trabajar en cualquier lugar de nuestro país o en el extranjero.

– Ser un filólogo graduado significa ser un buen traductor. 

Está claro que los estudios filológicos sirven mucho a la hora de traducir, pero son dos campos diferentes. La traducción es una especialización amplia, donde se aprende las estrategias y programas de traducción, entonces no basta solamente terminar los estudios lingüísticos para trabajar como un traductor profesional.

¿Qué es la traducción técnica?

¿Qué es la traducción técnica?

Por definición, la traducción técnica es una variante de las traducciones especializadas. Es aquella traducción de escritos técnicos (manuales de propietario, guías de usuarios, etc.) o específicamente, textos que contienen una alta cantidad de terminología, como palabras o frases que son utilizadas dentro de una profesión específica, o que describen esa profesión con muchos detalles.

La traducción técnica cubre la traducción de muchas clases de textos especializados con una elevada presencia de terminología característica de un sector específico, como por ejemplo: ingeniería, automoción, química, electrónica, minería, telecomunicaciones, metalurgia o construcción.

Las traducciones técnicas son las que en su documentación tienen un contenido particular, ya que se utilizan términos, palabras y frases concretas y específicas de un determinado sector, y que no son habituales en el lenguaje diario que se utiliza habitualmente.

¿Qué es la Apostilla de la Haya?

¿Qué es la Apostilla de la Haya?

El Apostillado de la Haya se refiere al XII Convenio firmado 5 de octubre de 1961 por el que los países firmantes acuerdan suprimir la exigencia de legalización de los documentos públicos extranjeros. Así, los documentos emitidos en un país firmante del Convenio que hayan sido certificados por una Apostilla deberán ser reconocidos en cualquier otro país del Convenio sin necesidad de otro tipo de autenticación.

El trámite Apostillar es una legalización única, y resulta de colocar en el mismo documento público que se desea apostillar una nota que certifica la autenticidad del documento expedido en otro país.

¿Para qué se utilizan habitualmente las apostillas?

Se puede utilizar una apostilla siempre que sea necesaria una copia de un documento oficial de otro país. Por ejemplo, para matrimonios, adopciones y herencias internacionales, pero también para contratos sencillos. La apostilla es una certificación oficial de que el documento es una copia verdadera del original. Pero no certifica que el contenido del documento original sea correcto.

¿Qué significa traducir?

¿Qué significa traducir?

Según el diccionario traducir es un verbo transitivo que sirve para:

1. expresar en una lengua algo escrito o dicho en otra
2. expresar algo dicho de otra forma
3. transformar una cosa en otra

Desde el punto de vista del traductor, la traducción es la actividad que consiste en comprender el significado de un determinado texto que está en un idioma, llamado «texto origen» , para producir otro texto con significado equivalente, en otro idioma, llamado «texto traducido» . El resultado de esta actividad, el texto traducido, es lo que también denominamos TRADUCCIÓN. Cuando la traducción se realiza de manera oral se conoce como INTERPRETACIÓN.

¿Es lo mismo una traducción jurídica que una traducción jurada?

¿Es lo mismo una traducción jurídica que una traducción jurada?

Aunque suene casi igual, no es lo mismo, pero una traducción sí que puede ser al mismo tiempo JURÍDICA Y JURADA. Puede que se dé el caso de que coincidan, es decir, que una traducción jurada sea jurídica al mismo tiempo, pero no siempre tiene que ser así.

La traducción jurídica o traducción legal consiste en traducir, desde un idioma hacia otro, documentos de carácter legal, ya sean públicos (documentos oficiales emitidos por una Administración o un organismo público) o privados (redactados para regular un determinado negocio jurídico entre particulares o empresas).

Algunos ejemplos de traducciones jurídicas realizadas en MC TRADUCCIONES serían:

  • Traducción de contratos y acuerdos.
  • Traducción de actas de constitución de empresas.
  • Traducción de estatutos de empresas.
  • Traducción de sentencias, escrituras notariales.