Traductor jurado

La Traducción Jurada es aquella traducción realizada por un traductor jurado autorizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. El traductor jurado actúa como un notario, y da fe pública de la autenticidad del documento que ha traducido. El traductor jurado realiza una traducción fiel y completa de un documento que le ha sido entregado por un cliente (en papel o electrónicamente).

También el traductor jurado tiene que adjuntar una copia del documento traducido a la traducción con la fecha y el sello en cada hoja. Debe hacer la traducción correcta (fiel y completa) del original. No debe ni añadir contenido ni omitirlo.

Este tipo de  Traducción se puede utilizar para avalar la información traducida puesto que el traductor jurado asume la responsabilidad de la traducción con su firma y su sello reconocidos.

En su trabajo, el traductor jurado da fe de que los contenidos del documento original se han trasladado fiel e íntegramente a otro idioma y así lo certifica legalmente con su firma y sello.

Traductores jurados nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores

Existen numerosos textos que precisan una traducción jurada:

  • Contratos
  • Acuerdos empresariales
  • Testamentos
  • Poderes notariales
  • Certificados académicos

Contenidos que deben ser traducidos, firmados y certificados por un profesional muy concreto: un traductor jurado.

La necesidad de realizar este tipo de traducción surge por exigencias de algunas autoridades (Ministerios, Juzgados, Instituciones académicas). Son estos organismos, españoles o extranjeros, los que requieren que la traducción que se ha de entregar para realizar algunos trámites, sea jurada.

No todos los traductores (es absolutamente necesario que sea un traductor jurado) pueden hacerse cargo de una traducción jurada y los requisitos son diferentes en función del país donde se necesiten estos documentos. En España y para el idioma castellano, el traductor jurado deberá disponer de un título oficial otorgado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España. Este título reconoce que dicho profesional está legalmente capacitado para realizar traducciones de una lengua extranjera al castellano y viceversa.

Es importante tener en cuenta, además, que el traductor que firma una traducción jurada debe poseer unos firmes y sólidos conocimientos tanto teóricos como prácticos que le faculten para entender e interpretar todos y cada uno de los apartados que comprenda el documento que va a traducir.

La traducción jurada es otro de los servicios especiales y más representativos  que ofrecemos en  MC TRADUCCIONES para todas aquellas ocasiones en las que resulta necesario certificar de forma oficial que el contenido del texto traducido es totalmente fiel al texto original.

Disponemos de un equipo experimentado de traductores jurados registrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Contacte con nosotros y conozca nuestros servicios.

Somos la empresa que le solucionará sus necesidades de traducción.