Traducción jurada

La traducción jurada es una especialidad de la traducción que se ocupa de traducir a otro idioma algunos textos que tienen o pueden llegar a tener, en algún momento determinado,  efectos legales ante un organismo oficial. Este tipo de traducción solo puede realizarla un traductor jurado con dicha titulación. Con su trabajo, el traductor jurado da fe pública y garantiza la veracidad del documento a la vez que  avala y asegura que el contenido del documento original se ha trasladado de forma fiel e íntegra a otro idioma y así lo confirma legalmente.

La traducción jurada se puede utilizar y se utiliza habitualmente para garantizar y respaldar  la información traducida puesto que el traductor asume la responsabilidad de la traducción con la estampación de  su firma y su sello reconocidos.

La necesidad de realizar este tipo de traducción surge por exigencias de algunas autoridades (Ministerios, Juzgados, Instituciones académicas). Son estos organismos, españoles o extranjeros, los que requieren que la traducción que se ha de entregar para realizar algunos trámites, sea jurada.

Traducción especializada

No todos los traductores pueden hacerse cargo de una traducción jurada (es obligatorio y necesario que sea un traductor jurado) y los requisitos para este tipo de traducción no siempre son solos mismos, dependen del país donde se necesiten estos documentos. En España y para el castellano, el traductor jurado debe tener el título oficial otorgado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España. Con este título se asegura que dicho profesional está legalmente capacitado para realizar traducciones de una lengua extranjera al castellano y viceversa.

Hay que tener en cuenta, además, que el traductor que firme una traducción jurada debe poseer unos firmes conocimientos tanto teóricos como prácticos que le faculten para entender e interpretar todos y cada uno de los apartados que comprenda el documento que va a traducir.  Por eso, el traductor jurado debe ser también un gran conocedor de la materia que va a traducir.

Existen gran variedad de textos que pueden necesitar una traducción jurada: contratos, acuerdos empresariales, testamentos, multas, poderes notariales, certificados académicos, reclamaciones oficiales, etc. contenidos que deben ser traducidos, firmados y avalados por un profesional muy concreto: el traductor jurado.

MC Traducciones cuenta con un grupo de traductores jurados nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España autorizados a dar fe de la veracidad y fidelidad de las traducciones.

También ofrecemos servicios de traducción jurada oficial en el resto de idiomas oficiales de España.*

Ejemplos de traducciones juradas que  realizamos:

  • Traducción jurada de contratos.
  • Traducción jurada de acta de nacimiento y defunción.
  • Traducción jurada de certificado de matrimonio.
  • Traducción jurada de certificado de divorcio.
  • Traducción jurada de sentencias.
  • Traducción jurada de diplomas.
  • Traducción jurada de estatutos.
  • Traducción jurada de escrituras públicas.
  • Traducción jurada de cuentas anuales.
  • Todo tipo de documentos administrativos.
  • Certificado de antecedentes penales.

Existe un gran número de idiomas que cuentan con traductores jurados a español. En nuestra agencia de traducción contamos con traductores habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores para los siguientes idiomas principales:

* Dado que el número de traductores jurados en determinados idiomas es muy escaso, el plazo y la tarifa para este tipo de  traducciones juradas estarán sujetos a la disponibilidad de dichos traductores.

Conozca nuestros servicios de traducciones

Somos la empresa que le solucionará sus necesidades de traducción.

Contactar