Traducción turística: Cómo es la traducción en el sector turismo

Traducción turística: Cómo es la traducción en el sector turismo

El sector del turismo es, sin ningún género de dudas, uno de los que más requieren los servicios de traducción. Evidentemente, el hecho de que un negocio pueda ofrecer sus servicios en diferentes idiomas repercute positivamente no solo en un aumento del número de clientes potenciales, sino también en ventaja cualitativa que supone ante la competencia.

Lo primero que nos puede venir a la mente es el ámbito de la hostelería. Los centros de hospedaje como hoteles, campings u hostales suelen requerir de información en diferentes idiomas para venderse de la mejor manera posible. Por ello, contratan los servicios de traductores profesionales que saben transmitir a la perfección el mensaje original en diferentes idiomas. De esta manera, el cliente potencial puede tener acceso a toda la información pertinente en su lengua materna, o la lengua vehicular que utilice mientras viaja, y la experiencia es mucho más agradable.

¿Por qué la etimología es importante para la traducción?

¿Por qué la etimología es importante para la traducción?

A pesar de que los idiomas son sistemas lingüísticos en constante evolución, debido a la necesidad de adaptarse a los tiempos que corren y al uso que hacen los hablantes, no se puede negar la importancia de los orígenes de la lengua y cómo se formó en primera instancia. La etimología tiene como objetivo analizar el origen de las palabras, cómo se formaron y qué conceptos y significados pretenden abordar.

Indudablemente, la relación entre lenguas, especialmente las que cohabitan en espacios colindantes, es decisiva para la formación y deformación de los idiomas, entendiendo esa “deformación” como una separación de los significados originales. A partir de la lingüística se hace un estudio pormenorizado de cómo se incorporan las palabras a un idioma en concreto, y cuáles son sus diferentes formas con el paso de los años. Evidentemente, hoy en día no se habla igual que hace siglos, y es que tanto la grafía como la pronunciación van variando como respuesta a las normas predominantes en cada época, o teniendo en cuenta las costumbres de sus hablantes.

Diferencia entre una lengua y un dialecto

Diferencia entre una lengua y un dialecto

Desde el punto de vista lingüístico, no existe realmente una distinción clara entre lengua y dialecto. La mayoría de los expertos dicen que los términos “dialecto” y “idioma” se ven muy influidos política y socialmente. Las instituciones deciden qué idioma se declara nacional, mientras que otras asociaciones reclaman la variación de dialectos como idiomas por derecho propio.

En general, podemos encontrar dos tipos de criterios que distinguen las lenguas de los dialectos. Los primeros son sociales y políticos: en este punto de vista, las “lenguas” son típicamente prestigiosas, oficiales y escritas, mientras que los “dialectos” son mayormente hablados, no oficiales y menospreciados. Los lingüistas tienen un criterio diferente: si dos tipos de discurso relacionados están tan cerca que los hablantes pueden tener una conversación y entenderse entre sí, son dialectos de un solo idioma. Si la comprensión es difícil o imposible, son lenguajes distintos. Por supuesto, la comprensibilidad no es el único factor; por ejemplo, los países escandinavos se entienden entre sí y se considera que tienen lenguas distintas. Sin embargo, la comprensibilidad mutua es la base más objetiva para decir si dos tipos de habla son idiomas o dialectos.

¿Qué es una lengua y qué es un dialecto?

Lo cierto es que “lengua” y “dialecto” son términos problemáticos, ya que históricamente no se han tratado de la manera más correcta posible. Hoy en día, se tiende a tener en cuenta factores como el tamaño o el prestigio a la hora de definirlos, estableciendo una clara relación de superioridad de la lengua sobre el dialecto.

Además, el dialecto se suele mostrar subordinado a otra lengua. Sin embargo, tampoco se puede utilizar el tamaño para establecer la distinción entre ambos términos.

La importancia de un traductor médico profesional

La importancia de un traductor médico profesional

Todas las traducciones son importantes, pero si hubiera  que destacar alguna seguramente elegiríamos  la traducción relacionada con las ciencias de la salud.

Dentro de los numerosos campos de especialización, el médico es con toda probabilidad el que más implica y arriesga nuestra responsabilidad profesional, sin duda porque también es aquél en el que los errores que podamos cometer en la traducción son los que podrán acarrear consecuencias más graves.

Cuando nos referimos a la traducción médica, debemos obviar la definición que estrechamente la relaciona con la traducción de documentos como las recetas médicas o certificados de salud. Aunque también los comprende, en un sentido más estricto la traducción médica engloba un amplio abanico de áreas y disciplinas, tales como  la cirugía, la dermatología, la fisiología, la geriatría, la genética y la oftalmología, por citar algunos ejemplos.

Dos de las  especialidades de la traducción que cumplen unas funciones importantísimas son las traducciones médicas y traducciones farmacéuticas. Entre ellas está, por ejemplo, divulgar y compartir conocimientos entre los profesionales de diferentes países, ayudar a los pacientes para que sepan tomar correctamente la medicación, formar a los nuevos facultativos y farmacéuticos, etc.

¿Qué se entiende por una traducción urgente?

¿Qué se entiende por una traducción urgente?

En el mundo de las empresas de traducción cada minuto cuenta.

Hay ocasiones en las que se necesitan las traducciones de manera urgente.

Frases como “lo necesito para ayer” o “por favor, envíamelo cuanto antes” se escuchan muy a menudo cuando se trata de encargar traducciones urgentes de documentos oficiales (sobre todo traducciones juradas), páginas web, posts para blogs o e-mails.

Somos conscientes de que el mundo empresarial trabaja contra reloj, sin descanso. En muchas ocasiones, necesitará traducciones con la mayor brevedad posible, pues de ellas dependen la expansión y el buen funcionamiento de su empresa.

Por ello, en MC TRADUCCIONES ofrecemos traducciones urgentes las 24 horas del día, 365 días. 

¿Cómo solicitar una traducción oficial?

¿Cómo solicitar una traducción oficial?

Una traducción oficial es una traducción que se entrega en papel, con la firma, sello y certificación de un traductor oficial habilitado para realizar este tipo de traducciones.

En España, los únicos profesionales con capacidad para hacer este tipo de traducciones son los Traductores Jurados, habilitados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, para traducir al español y viceversa documentos de carácter oficial.

Las traducciones oficiales o juradas otorgan un status jurídico similar a la de un acta notarial, ya que dan fe pública de su fidelidad y veracidad. Así pues, si su documentación precisa de  un carácter oficial y tiene que presentarla en  una administración pública, un órgano judicial o una institución académica, será necesario realizar una Traducción Jurada, en la que aparezca la firma y sello del Traductor Jurado.

No obstante, se puede solicitar una traducción jurada simplemente para avalar la información traducida, puesto que el Traductor Oficial da fe de la veracidad de la traducción con su firma y su sello reconocidos.

Algunos de los documentos más frecuentes que precisan una Traducción Jurada son los siguientes: certificados de matrimonio, certificados de nacimiento, certificados de defunción, certificados de antecedentes penales, certificados de notas, títulos, expedientes académicos, DNI, pasaportes, visados, trámites de adopción, sentencias, resoluciones judiciales, estatutos de empresa, poderes notariales, escrituras de constitución de una empresa, contratos, patentes, etc.

Errores al hacer una traducción

Errores al hacer una traducción

La traducción consiste en reproducir, en el idioma de destino, el equivalente más cercano al mensaje en el idioma de origen.

Para ello se deben tener en cuenta, tanto el aspecto semántico, como el aspecto estilístico.

El traductor tiene un papel importante como transmisor bilingüe o multilingüe de la cultura y la realidad al tratar de interpretar conceptos y discursos en una variedad de textos con tanta fidelidad y precisión como sea posible. Un buen traductor debe reunir un grupo de características entre las que se encuentran: buena comprensión lectora, conocimiento del tema, sensibilidad para el lenguaje (la lengua materna y la extranjera) y competencia para escribir en la lengua de destino con destreza, recursos, economía y claridad.

Vamos a analizar en este artículo las consecuencias que pueden tener los errores en traducciones de textos. Cuando la traducción se deja en manos inexpertas, muchas veces obtenemos efectos indeseados. Por pequeño que parezca, un error puede dar lugar a situaciones comprometidas.

Inconvenientes de usar un traductor automático

Inconvenientes de usar un traductor automático

Nadie pone en duda en estos momentos que la tecnología y las herramientas informáticas desempeñan un papel esencial en el trabajo del traductor en términos de calidad y productividad. Sin embargo, la traducción automática sigue suscitando al mismo tiempo muchos recelos por parte de traductores profesionales, entre los que podemos encontrar todo tipo de opiniones a favor y en contra.

La traducción automática está mejorando; en los últimos años ha habido muchos avances y no dudamos que estos sistemas de traducción ayudan de una manera muy importante a mucha gente, permitiéndole el acceso a una gran cantidad de información que no aparece en su lengua.

Hay un gran número de programas de traducción en línea que se pueden consultar de manera gratuita. Todo dependerá del propósito de la traducción, de las necesidades del usuario y del tipo de texto que se vaya a traducir.

A día de hoy, cualquier persona tiene la posibilidad de acceder a Internet y hacer uso de los traductores automáticos disponibles. Estos sistemas traducen una frase o palabra de un idioma a otro con tan solo copiar y pegar el contenido. Es una opción que puede servir para entender muy por encima el significado del texto. Sin embargo, no es la alternativa más aconsejable para traducir textos complejos, contratos,  documentos jurídicos o financieros, textos médicos, literarios, etc.. Las empresas que hacen uso de los traductores automáticos, en lugar de acudir a un equipo de traductores profesionales  pueden cometer graves errores en sus traducciones.

¿Qué tipo de documentos necesitan una traducción jurada?

Normalmente se realiza una traducción jurada de documentos requeridos en procesos administrativos y judiciales en los que hay que aportar documentación extranjera o prestar una declaración ante la Administración Pública. Suelen ser organismos oficiales, administraciones públicas, órganos o instituciones académicas.

Estos le solicitarán entregar una traducción jurada de los documentos requeridos a la lengua oficial.

También puede solicitar independientemente una traducción jurada simplemente para avalar la información traducida, como trabajos académicos, tesis universitarias, contratos laborales, informes médicos, etc.

Mitos sobre traducciones juradas

Mitos sobre traducciones juradas

A veces algunos clientes y compañeros tienen ideas incorrectas sobre la profesión del traductor jurado. Vamos a analizar algunos de los mitos y estereotipos más comunes con los que nos encontramos en la TRADUCCIÓN JURADA.

– El traductor jurado debe estar en la misma ciudad en la que resido.

Hay traductores jurados en todas las provincias españolas e incluso algunos que residen en el extranjero. Los traductores jurados no están sujetos a ejercer la profesión en un área geográfica determinada y pueden trabajar en cualquier lugar de nuestro país o en el extranjero.

– Ser un filólogo graduado significa ser un buen traductor. 

Está claro que los estudios filológicos sirven mucho a la hora de traducir, pero son dos campos diferentes. La traducción es una especialización amplia, donde se aprende las estrategias y programas de traducción, entonces no basta solamente terminar los estudios lingüísticos para trabajar como un traductor profesional.