¿Dónde se utiliza el lenguaje técnico?

¿Dónde se utiliza el lenguaje técnico?

Dentro de los diferentes tipos de textos que se pueden encargar para traducir, los técnicos son los que requieren una mayor atención por parte del traductor y de ahí que se recomiende contratar los servicios de un profesional. En los últimos años se ha visto una tendencia a recurrir a traductores automáticos o personas sin la cualificación adecuada para realizar proyectos de traducción pequeños, pero el lenguaje técnico puede entrañar numerosas dificultades y es mejor fiarse de un traductor o agencia especializada.

Y es que el lenguaje técnico puede aparecer en textos de todo tipo. Desde manuales de instrucciones hasta guías de seguridad. Por eso, existe un gran número de profesionales que se especializa en un ámbito concreto y, de esta manera, es capaz de producir un texto en la lengua de destino que suene natural y adaptado a la terminología de su idioma al mismo tiempo que es fiel al original y no tergiversa la información. Lógicamente, cuando se trata de tecnicismos, cometer errores puede acarrear consecuencias muy graves e incluso fatales.

A quién encargar una traducción técnica

La experiencia del traductor cobra más importancia que nunca en esta clase de encargos porque estar acostumbrado a manejar estos contenidos le permite redactar de una manera fluida y eficiente. Así, los plazos de entrega pueden seguir siendo ajustados sin que la calidad se resienta. En MC Traducciones contamos con un amplio bagaje en diferentes sectores y tenemos la capacidad de asignar cada proyecto al traductor cuyo perfil se adapte mejor al texto en cuestión.

¿Quién puede realizar una traducción jurada?

¿Quién puede realizar una traducción jurada?

Una traducción jurada es la que realiza un traductor jurado, que es un profesional avalado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. El sello que pone en su traducción representa que se trata de un trabajo completo y fiel al original, de manera que queda certificada como válida para presentarla a instituciones oficiales.

Si bien es cierto que existen numerosos traductores en el mercado que cuentan con unas capacidades lingüísticas excelentes y pueden realizar una traducción totalmente fiel al original y bien formulada en el idioma de destino, hay trámites burocráticos que requieren que sea un traductor jurado quien haga el trabajo, de manera que se ha de recurrir a aquellos profesionales que cuentan con el aval del Gobierno de España.

Contratar un traductor jurado

Generalmente, los documentos susceptibles de requerir una traducción jurada son aquellos certificados que demuestran una serie de condiciones importantes en otro país. Por ejemplo, un certificado de matrimonio que demuestre que una persona está casada, ya que eso puede suponer unos derechos (y obligaciones) en un país diferente al de origen. De igual manera, los certificados de nacimiento son necesarios para trámites como el de obtener una doble nacionalidad.

Traducción del certificado de matrimonio

Traducción del certificado de matrimonio

Independientemente de las connotaciones sentimentales que tenga, el matrimonio es crucial a nivel jurídico, ya que ofrece una serie de derechos a los que de otra manera no se puede acceder. Por ello, el certificado de matrimonio es un documento muy importante y suele requerirse su traducción en caso de que sea necesario en el extranjero.

En ese caso, desde aquí te recomendamos que recurras a profesionales de traducción ya que todos los puntos deben ser trasladados a la lengua de destino correctamente o de lo contrario pueden surgir problemas no deseados.

Del mismo modo, si llegas a España desde otro país y tienes que presentar tu certificado de matrimonio, solo tendrá validez si se traduce al castellano. Para ello, se contrata a un traductor jurado, que cuenta con el aval del Ministerio de Asuntos Exteriores. Así, su sello supone que tenga total validez en el Estado Español.

La traducción jurídica chino-español

La traducción jurídica chino-español

Todo el mundo sabe que China es uno de los grandes motores de la economía mundial, y por eso la relación con ellos es tan importante. Por eso, las traducciones de chino a español y viceversa tienen una demanda tan alta. Lo cierto es que su precio es mayor al habitual, generalmente porque existe una menor cantidad de traductores cualificados, ya que es difícil dominar el idioma, pero también porque es un lenguaje con cierta complejidad y se requiere más tiempo para trasladar de manera fiel al original.

Por todo ello, se recomienda recurrir a empresas especializadas como la nuestra para afrontar un encargo de traducción jurídica chino-español. La mejor decisión es confiar en profesionales especializados o de lo contrario se puede incurrir en graves errores de enormes consecuencias. En realidad, todas las combinaciones de idiomas ofrecen situaciones delicadas en las traducciones jurídicas, y por eso no se puede confiar en cualquiera para realizarlas.

Errores al hacer una traducción

Errores al hacer una traducción

Hacer una traducción conlleva muchos más procesos que pasar las palabras de un idioma a otro. Es por eso que los traductores automáticos no son tan efectivos como cabría esperar. En ese sentido, el cerebro humano es capaz de interpretar el contexto en el que se encuentran las palabras y adaptarlas no solo a la lengua sino también a la lengua de destino. Por eso, uno de los primeros errores en los que se cae al afrontar una traducción es considerar que se trata de un mero trasvase de un idioma a otro.

¿Se pueden evitar los errores de traducción?

Para entender ese contexto en el que se desarrollan los contenidos a traducir, tan importante como entender el original es saber expresarse en la lengua de destino. Por esta razón, se recomienda que las traducciones sean realizadas por nativos, ya que así redactarán en su lengua materna y quedará un léxico más natural y preciso. Evidentemente, los traductores tienen un gran conocimiento de los idiomas y también pueden traducir hacia una segunda lengua, lo que se conoce como traducción inversa, pero por lo general se suele desaconsejar porque se pierde frescura y, al mismo tiempo, al traductor le supone más tiempo y esfuerzo producir textos que cumplan los estándares de calidad al nivel de los de su lengua materna.

Características en la traducción de contratos

Características en la traducción de contratos

¿Qué es un contrato?

Un contrato se considera un acuerdo, ya sea verbal o escrito, en el que las partes se comprometen a cumplir una serie de derechos y obligaciones. Como decimos, con comunicarlo oralmente ya se considera un trato en firme, pero en la mayoría de los casos se recomienda firmar un documento y dejarlo todo por escrito para evitar posible inconvenientes y reclamaciones a posteriori. De esta manera, las partes establecen las pautas a seguir en la relación acordada.

Una de las características propias de esta clase de documentos es que utilizan un lenguaje muy concreto y preciso, con el fin de no dejar ningún concepto en el aire. Así, en todos los supuestos que se puedan imaginar a priori debería haber una respuesta clara y no abierta a interpretaciones. Evidentemente, eso no es fácil de conseguir y por eso se recurre a profesionales de la redacción de contratos para que el lenguaje sea lo más preciso posible. Por eso mismo, en caso de tener que traducir un contrato, lo más recomendable es recurrir a un traductor especializado, y no caer en la tentación de confiar en un traductor automático o en una persona que tenga nociones del idioma en cuestión.

¿En qué consiste la interpretación consecutiva?

¿En qué consiste la interpretación consecutiva?

La interpretación consecutiva es un método de interpretación muy comúnmente utilizado en entornos legales médicos e informales. Implica a dos personas: un hablante del idioma de origen que hace pausas en su discurso y a un intérprete que traduce los mensajes de esos segmentos, sentado o de pie junto al hablante del idioma de origen y hablando en el idioma de destino para que la audiencia o los oyentes del idioma de destino puedan entender el discurso.

En la interpretación consecutiva, el hablante del idioma de partida y el intérprete generalmente coinciden en la longitud de los segmentos antes de que comience la interpretación, de modo que el hablante sepa cuándo detenerse para que el intérprete consecutivo haga esa parte del mensaje. Por lo general, segmentos de 10 o 15 minutos se consideran demasiado largos porque los oyentes de la lengua meta tienen que esperar largos períodos sin entender los mensajes, y también porque hay demasiado que interpretar, por lo que es más probable que haya omisiones al reformular el mensaje en la lengua de destino.

Traducción turística: Cómo es la traducción en el sector turismo

Traducción turística: Cómo es la traducción en el sector turismo

El sector del turismo es, sin ningún género de dudas, uno de los que más requieren los servicios de traducción. Evidentemente, el hecho de que un negocio pueda ofrecer sus servicios en diferentes idiomas repercute positivamente no solo en un aumento del número de clientes potenciales, sino también en ventaja cualitativa que supone ante la competencia.

Lo primero que nos puede venir a la mente es el ámbito de la hostelería. Los centros de hospedaje como hoteles, campings u hostales suelen requerir de información en diferentes idiomas para venderse de la mejor manera posible. Por ello, contratan los servicios de traductores profesionales que saben transmitir a la perfección el mensaje original en diferentes idiomas. De esta manera, el cliente potencial puede tener acceso a toda la información pertinente en su lengua materna, o la lengua vehicular que utilice mientras viaja, y la experiencia es mucho más agradable.

¿Por qué la etimología es importante para la traducción?

¿Por qué la etimología es importante para la traducción?

A pesar de que los idiomas son sistemas lingüísticos en constante evolución, debido a la necesidad de adaptarse a los tiempos que corren y al uso que hacen los hablantes, no se puede negar la importancia de los orígenes de la lengua y cómo se formó en primera instancia. La etimología tiene como objetivo analizar el origen de las palabras, cómo se formaron y qué conceptos y significados pretenden abordar.

Indudablemente, la relación entre lenguas, especialmente las que cohabitan en espacios colindantes, es decisiva para la formación y deformación de los idiomas, entendiendo esa “deformación” como una separación de los significados originales. A partir de la lingüística se hace un estudio pormenorizado de cómo se incorporan las palabras a un idioma en concreto, y cuáles son sus diferentes formas con el paso de los años. Evidentemente, hoy en día no se habla igual que hace siglos, y es que tanto la grafía como la pronunciación van variando como respuesta a las normas predominantes en cada época, o teniendo en cuenta las costumbres de sus hablantes.

Diferencia entre una lengua y un dialecto

Diferencia entre una lengua y un dialecto

Desde el punto de vista lingüístico, no existe realmente una distinción clara entre lengua y dialecto. La mayoría de los expertos dicen que los términos “dialecto” y “idioma” se ven muy influidos política y socialmente. Las instituciones deciden qué idioma se declara nacional, mientras que otras asociaciones reclaman la variación de dialectos como idiomas por derecho propio.

En general, podemos encontrar dos tipos de criterios que distinguen las lenguas de los dialectos. Los primeros son sociales y políticos: en este punto de vista, las “lenguas” son típicamente prestigiosas, oficiales y escritas, mientras que los “dialectos” son mayormente hablados, no oficiales y menospreciados. Los lingüistas tienen un criterio diferente: si dos tipos de discurso relacionados están tan cerca que los hablantes pueden tener una conversación y entenderse entre sí, son dialectos de un solo idioma. Si la comprensión es difícil o imposible, son lenguajes distintos. Por supuesto, la comprensibilidad no es el único factor; por ejemplo, los países escandinavos se entienden entre sí y se considera que tienen lenguas distintas. Sin embargo, la comprensibilidad mutua es la base más objetiva para decir si dos tipos de habla son idiomas o dialectos.

¿Qué es una lengua y qué es un dialecto?

Lo cierto es que “lengua” y “dialecto” son términos problemáticos, ya que históricamente no se han tratado de la manera más correcta posible. Hoy en día, se tiende a tener en cuenta factores como el tamaño o el prestigio a la hora de definirlos, estableciendo una clara relación de superioridad de la lengua sobre el dialecto.

Además, el dialecto se suele mostrar subordinado a otra lengua. Sin embargo, tampoco se puede utilizar el tamaño para establecer la distinción entre ambos términos.