¿Quién puede realizar una traducción jurada?

Una traducción jurada es la que realiza un traductor jurado, que es un profesional avalado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. El sello que pone en su traducción representa que se trata de un trabajo completo y fiel al original, de manera que queda certificada como válida para presentarla a instituciones oficiales.

Si bien es cierto que existen numerosos traductores en el mercado que cuentan con unas capacidades lingüísticas excelentes y pueden realizar una traducción totalmente fiel al original y bien formulada en el idioma de destino, hay trámites burocráticos que requieren que sea un traductor jurado quien haga el trabajo, de manera que se ha de recurrir a aquellos profesionales que cuentan con el aval del Gobierno de España.

Contratar un traductor jurado

Generalmente, los documentos susceptibles de requerir una traducción jurada son aquellos certificados que demuestran una serie de condiciones importantes en otro país. Por ejemplo, un certificado de matrimonio que demuestre que una persona está casada, ya que eso puede suponer unos derechos (y obligaciones) en un país diferente al de origen. De igual manera, los certificados de nacimiento son necesarios para trámites como el de obtener una doble nacionalidad.

En los últimos tiempos se ha ido generalizando la movilidad geográfica de las personas, especialmente en espacios como la Unión Europea, y para facilitar el acceso al mercado laboral se recomienda presentar un buen currículum y carta de presentación. Además, si debes presentar títulos académicos es muy probable que te soliciten su entrega en el idioma del país de destino, y esa traducción deberá ser jurada por uno de los profesionales avalados por el Ministerio.

En este sentido, confiar la traducción de esos documentos a personas que no tienen el carácter de traductor jurado puede suponer un gasto extra: el de la primera traducción y el de la segunda, cuando te reclamen un documento con la certificación del sello de un traductor jurado. Por eso, lo más recomendable es consultar con anterioridad si existe la necesidad de una traducción jurada y, en ese caso, contactar con un profesional de garantías.

Para que no tengas ningún problema a la hora de contar con documentos y certificados traducidos de manera correcta y fieles al original, se recomienda acudir a una agencia especializada en ese tipo de trabajos. En MC Traducciones tenemos una amplia experiencia a la hora de gestionar este tipo de encargos, lo que nos permite asignar la traducción al profesional más adecuado para el trabajo. De este modo, la traducción se realiza en tiempo y forma, y no queda ningún tipo de duda a la hora de su validez. Así, no tendrás ninguna duda a la hora de presentar el documento y realizar los trámites burocráticos necesarios para cumplir con tus objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *