La importancia de la calidad en la traducción

Al igual que en cualquier otro trabajo, la calidad es uno de los factores clave en una buena traducción. A pesar de que existe gente que se conforma con cualquier cosa, y de ahí el auge de los traductores automáticos, esta tarea requiere un trabajo de varias fases para garantizar su corrección y precisión.

Como es lógico, conseguir una traducción de calidad no siempre es fácil, y por eso solo los traductores especializados son capaces de producir un texto que mantenga el significado y el tono del original. En MC Traducciones contamos con los mejores profesionales para asegurarte traducciones de calidad.

¿Por qué es tan importante la calidad en las traducciones?

Aunque en los últimos tiempos parece haberse relegado la traducción a un segundo plano, es una actividad que históricamente ha tenido un gran reconocimiento. Va más allá del dominio de una lengua extranjera, ya que también hay que saber manejar la propia y trasladar la idea originar al contexto de llegada.

Para ello, los traductores son conscientes de que deben ser muy meticulosos en todos sus procesos de trabajo. Escoger las estrategias de traducción más adecuadas para cada frase y saber actuar de manera profesional en todo momento. Quienes piensen que en traducción 1+1=2 están muy equivocados, ya que entran en juego factores sociales y culturales que afectan a cómo se debe traducir (correctamente) un texto.

La clave de una buena traducción consiste en leer el original e interiorizar las ideas y conceptos que expresa. A partir de ahí, el traductor pasa a un modo activo en el que no reproduce de forma literal lo que ha leído sino que le da forma desde la perspectiva del lenguaje y la cultura meta. De esta manera, es como si se creara un texto nuevo, natural, con el referente del original para seguir el hilo.

¿Cómo evaluar la calidad de una traducción?

Es evidente que no existe una manera de medir con precisión la calidad de una traducción. Lo que sí podemos analizar es si tiene errores, ya sea de forma como de comprensión, o establecer si está escrito en un lenguaje acorde con el estilo del original e inteligible para el target.

En ocasiones, se tiende a buscar los referentes literales en el texto original y la ausencia de estos hace pensar a los no especializados que no es una traducción de calidad. Sin embargo, los profesionales son conscientes de que a veces deben despegarse del original para formular un texto adecuado para quienes lo van a leer.

Una de las garantías de calidad de una traducción es quién la ha realizado. Sin duda, contratar un traductor bien formado y con años de experiencia es crucial para asegurar que la traducción cumple unos estándares de corrección. No pienses que puedes ahorrar mucho dinero y que el resultado no se ve resentido. En caso de que busques una traducción de calidad, lo más recomendable es contactar con una agencia especializada como MC Traducciones para quitarte preocupaciones y asegurar que el texto está perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *