Manual para la redacción, traducción y publicación de textos médicos

Los textos médicos han tenido, tienen y tendrán siempre una gran importancia debido a la sensibilidad de la información que manejan. Por ello, se agradece el mimo que ponen en su trabajo los redactores y traductores. Y es que, como bien es sabido, una mala traducción en este ámbito puede conllevar graves problemas.

Con el objetivo de estandarizar el lenguaje, han aparecido algunas publicaciones especializadas. Los textos médicos pueden llegar a ser muy áridos y espesos. Por ello, los especialistas en idiomas han tratado de aunar fuerzas para evitar al máximo el mal uso de los términos y una excesiva banalización del lenguaje técnico.

Uso correcto de la terminología médica

Lógicamente, era necesario ponerse de acuerdo con buena parte de la terminología. Todos los trabajos que se hacen en favor del castellano son pocos, pues aunque continúe aumentando el número de hablantes, parece que una serie de factores está afectando al uso cualitativo.

Lo ideal es que para toda publicación de textos médicos, ya sean originales o traducciones, haya un trabajo combinado entre un profesional de la medicina y uno de la lengua. Solo de esta manera se podrán traducir textos precisos que estén formulados de la forma correcta para que el público meta.

Si bien es cierto que en los últimos años hemos podido percibir una tendencia hacia el uso de los traductores automáticos, en el caso de los textos médicos es una práctica nada recomendada. Aunque la inteligencia artificial avanza a pasos agigantados y la lingüística computacional es un ámbito con mucho futuro, se ha de tener en cuenta que esta clase de textos necesita un trabajo mucho más minucioso que hacer y copiar y pegar.

El valor añadido que aporta un traductor de carne y hueso a la creación de este tipo de textos es incalculable. Aquí somos muy conscientes de la evolución de la tecnología en nuestros días, pero ello no significa que puedan convertirse en sustituta de la traducción humana. Al fin y al cabo, la experiencia y el sentido común de una persona es algo mucho más valioso que todos los avances técnicos que se puedan realizar, y por el momento queda demostrado que no se puede remplazar a los humanos como mejores candidatos para trasladar textos de un idioma a otro.

En definitiva, son muchos los factores que entran en juego a la hora de manejar un texto del ámbito médico, así que si quieres asegurarte de que todo va sobre ruedas, no dudes en contactar con una agencia de traducción especializada como la nuestra. Solo trabajamos con profesionales cualificados y eso nos permite garantizar la calidad del texto meta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *