Características en la traducción de contratos

¿Qué es un contrato?

Un contrato se considera un acuerdo, ya sea verbal o escrito, en el que las partes se comprometen a cumplir una serie de derechos y obligaciones. Como decimos, con comunicarlo oralmente ya se considera un trato en firme, pero en la mayoría de los casos se recomienda firmar un documento y dejarlo todo por escrito para evitar posible inconvenientes y reclamaciones a posteriori. De esta manera, las partes establecen las pautas a seguir en la relación acordada.

Una de las características propias de esta clase de documentos es que utilizan un lenguaje muy concreto y preciso, con el fin de no dejar ningún concepto en el aire. Así, en todos los supuestos que se puedan imaginar a priori debería haber una respuesta clara y no abierta a interpretaciones. Evidentemente, eso no es fácil de conseguir y por eso se recurre a profesionales de la redacción de contratos para que el lenguaje sea lo más preciso posible. Por eso mismo, en caso de tener que traducir un contrato, lo más recomendable es recurrir a un traductor especializado, y no caer en la tentación de confiar en un traductor automático o en una persona que tenga nociones del idioma en cuestión.

Para realizar una traducción adecuada tanto en contenido como en forma, los traductores especializados son la mejor opción. Aunque puedan reclamar una cantidad mayor por el asunto de la especialización, tendrás la garantía y la tranquilidad de saber que se está encargando del trabajo alguien experto. Quizás en otros temas no es tan importante la especialización de la persona que debe traducir, pero cuando entran en juego textos sensibles y cláusulas que pueden decantar la balanza hacia un lado u otro, se recomienda optar por la opción más segura.

De hecho, en caso de tratarse de documentos que requieren una certificación para confirmar su validez, lo mejor es contratar a un traductor jurado. No todos los documentos deben estar validados por el sello de un traductor, pero igualmente es importante la habilidad del traductor.

Tipos de contrato

  • Contrato de arras
  • Contrato de arrendamiento
  • Contrato de confidencialidad
  • Contrato mercantil
  • Contrato de trabajo
  • Contrato de donación
  • Contrato de suministros

La experiencia a la hora de trabajar con estos documentos manejar los textos con mayor agilidad y precisión, de manera que se reducen plazos si se encarga a un traductor especializado. La mejor opción al tener que traducir cada tipo de contrato es recurrir a una persona de confianza, y en ese sentido puedes confiar en MC Traducciones, ya que tenemos una amplia experiencia en este tipo de encargos y asignamos el trabajo al profesional con el perfil más adecuado.

El hecho de estar habituado a este tipo de traducciones permite dominar el uso de glosarios, tesauros y diccionarios especializados. Así el proceso se agiliza y se realiza con la mayor precisión posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *