Errores al hacer una traducción

Hacer una traducción conlleva muchos más procesos que pasar las palabras de un idioma a otro. Es por eso que los traductores automáticos no son tan efectivos como cabría esperar. En ese sentido, el cerebro humano es capaz de interpretar el contexto en el que se encuentran las palabras y adaptarlas no solo a la lengua sino también a la lengua de destino. Por eso, uno de los primeros errores en los que se cae al afrontar una traducción es considerar que se trata de un mero trasvase de un idioma a otro.

¿Se pueden evitar los errores de traducción?

Para entender ese contexto en el que se desarrollan los contenidos a traducir, tan importante como entender el original es saber expresarse en la lengua de destino. Por esta razón, se recomienda que las traducciones sean realizadas por nativos, ya que así redactarán en su lengua materna y quedará un léxico más natural y preciso. Evidentemente, los traductores tienen un gran conocimiento de los idiomas y también pueden traducir hacia una segunda lengua, lo que se conoce como traducción inversa, pero por lo general se suele desaconsejar porque se pierde frescura y, al mismo tiempo, al traductor le supone más tiempo y esfuerzo producir textos que cumplan los estándares de calidad al nivel de los de su lengua materna.

Si no se cuenta con experiencia y se acepta un encargo de traducción porque se conoce la lengua, cabe destacar que los profesionales tienen una formación académica que los ayuda a comprender los entresijos del proceso de traducción. No basta con sentarse delante de una pantalla y escribir el texto en otro idioma. El uso de recursos como diccionarios, tesauros o incluso colegas de profesión permite que el texto final sea fiel al original y al mismo tiempo se adapte a la cultura de destino. Además, los traductores suelen estar especializados en un ámbito en concreto (jurídico, audiovisual, literario, etc.), ya que no se puede ser experto en todo. Al haber manejado una clase de textos durante años se puede trabajar de manera más rápida y precisa, por lo que el resultado final será de mayor calidad que el de alguien que únicamente conoce el idioma.

Teniendo en cuenta todo esto, no cabe duda de que en caso de contar con un encargo de traducción, lo más recomendable es acudir a una agencia especializada como la nuestra. Estamos especializado en gestionar este tipo de proyectos y puedes estar seguro de que se lo asignaremos a la persona más adecuada. Conocer el perfil de los traductores no es sencillo si no trabajas con ellos habitualmente, así que en lugar de intentar acertar por tu cuenta, es más efectivo confiar en nosotros para que nos encarguemos de todo el proceso y así evitar los temidos errores de traducción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *